Crónica: OUCRA Rugby Arroyo vs. VRAC B

Dicen que son raros, extraños, incluso feos. También se cuenta que solo se encuentran en Australia y en la isla de Tasmania. Lo primero es cierto, lo segundo discutible cuanto menos pues se les ve rondar por los campos de Arroyo de la Encomienda muy a menudo. Hablo de los Ornitorrincos, a los que este sábado se pudo ver en el Municipal de La Vega haciendo sus cosas propias de Ornitorrincos.


Después de aquella defensa épica en el primer cruce con el VRAC, los ornitorrincos del OUCRA pretendían sacudirse los complejos y mostrar el veneno de sus garras al equipo quesero, el primer zarpazo lo daría Manso que con la patada pondría el 7-0 en el marcador. Se iniciaba así un encuentro en el que el OUCRA Arroyo nada tenía que ver con el equipo de los últimos encuentros. Fases de juego ágil, dinámico y desinhibido, jugando de tú a tú a uno de los líderes del Grupo Oro. Sobre unjuego basado en una sólida defensa, bien posicionada y muy atenta  se construyó una ofensiva que coordinaba la potencia de los delanteros con los movimientos de apertura a la línea. Las abiertas se limpiaban a golpe de maza, sin piedad.

Parecía que el catecismo de Regino había dado resultado:
1º.- No placas, no juegas.
2º.- Juego como entreno.
3º.- Yo placo y tu recuperas, tu placas yo recupero.
4º.- Cada jugador tiene que hacer su trabajo, sólo su trabajo, pero todo su trabajo…

Al final del primer tiempo las cuentas salían en el marcador y también en el balance del juego, aunque con un ajustado 13-12 que dejaba abierta la disputa para los restantes 40 minutos y pese a la amarilla recibida por Gordini que nos dejaba en inferioridad.

Durante la segunda mitad la misma entrega, la misma intensidad y la misma delantera en el marcador del equipo local que llegará hasta el 19-12 para posteriormente irse recortando hasta un empate a 19 en el minuto 60. Restaban 20 minutos durante los cuales, los Ornitorrincos defendieron su espacio con uñas y dientes y orquestaron ofensivas en busca del ensayo ganador, ensayo que vendría de la mano de los visitantes en los últimos minutos del encuentro dejando el definitivo 19-24.

Ni ganar es sinónimo de victoria, ni perder lo es de derrota. En esta ocasión, a la recompensa del bonus ofensivo se sumó la del reconocimiento al trabajo bien hecho, al esfuerzo, la entrega y el coraje de todos y cada uno de los que saltaron al campo. Los Ornitorrincos demostraron que OUCRA Rugby Arroyo es un equipo a tener en cuenta y que saben hacer sus cosas propias de ornitorrincos, que entre otras es “poner huevos”.

Por Arroyo fueron convocados: Gordini, Lourenço, Daniel, Joako, Pedro, Edu, Javi, J. de la Mela, Julio, Pablo Izquierdo, Carracedo, Charly, Pablo, Manso, Rodrigo, Enrique Arenas, Quique Silencios, Rodrigo, Dani Soldier, Jesús, Mahoney, Adrian, Raul y Nacho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.