Crónica: ADUS vs Rugby Arroyo

Primera jornada de la liga regional para el OUCRA Rugby Arroyo y primera piedra de toque para ver las posibilidades de este equipo. El equipo de la Universidad de Salamanca (ADUS) y en su campo era el rival que había tocado en suerte. Muchas pruebas en pretemporada con diversos amistosos, partidos de copa, con mejor y peor fortuna, y muchas jornadas de entrenamiento eran los precedentes de este choque.


EL XV elegido para la ocasión por el cuadro técnico, Regino y Teto estaba conformado por Vita, Merino y Gordini en la primera línea; Quique Lamela y Peña en la segunda; Javi, Edu y Moro como terceras; Julio y Charly de medios; Kike y Carracedo de centros; Pablo y Ponny a los alas y Manso (c.) cerrando atrás. Completando la convocatoria Juanito, Dani Tamariz, Pedro, Dani Soldier, Quique Arenas, Jorge, Fernando, Mahoney y Raúl.

Un inicio dubitativo en el que los arroyanos intentaban centrarse en el sistema de juego definido por su entrenador. Sabedores de una supuesta superioridad en delantera sabían que las opciones rivales estaban en el juego abierto.

Con una manifiesta superioridad en la melé los visitantes que se centraban en castigar una y otra vez la delantera adversaria centrando su ofensiva en el juego cerrado. La pega es que las largas posesiones en veintidós contraria no obtenían los frutos deseados. Mientras tanto, el trabajo de la línea se centraba en frenar las contras salmantinas donde se vio una mejoría en la colocación y el placaje respecto a partidos anteriores aunque aun se puede exigir una mayor agresividad y contundencia. Dos estilos de juego totalmente distintos se manifestaban en los campos de Salas Bajas de Salamanca. Y dentro de la alternancia de poderes fue el conjunto charro quien golpeó primero al aprovechar sendos desajustes defensivos, mas reprochable el segundo a la salida de un golpe de castigo, y que permitía dos marcas no transformadas para poner un 10-0 en el marcador. Pese a ello Arroyo no se vino abajo y convirtiendo el maul en su arma más peligrosa se volcó en recortar las diferencias. Y fue así como tras una larga posesión, un maul tras otro en veintidós contraria, un duro trabajo de la delantera que concluía con Gordini lanzándose sobre la línea de marca contraria para anotar. 10-7 tras la majestuosa conversión de Manso, con el que se llegaría al descanso.

La segunda parte no tuvo el comienzo deseado y un fallo de concentración en la recolocación defensiva ponía en bandeja a la delantera salmantina incorporada en la línea un nuevo ensayo. 17-7 tras la transformación. Después de esto un quiero y no puedo. Largas posesiones para el OUCRA en campo contrario y rápidas contras del ADUS, todo ello sin frutos. Probablemente la precipitación en algunos momentos del juego imposibilitaron que se moviera el marcador a favor del cuadro visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.