post

Éxito deportivo y solidario

Los campos de La Vega acogieron el sábado 28 de diciembre, con gran éxito de participación, la V edición ‘Seven de Rugby Arroyo’.

Desde primera hora de la mañana se dieron lugar en la competición equipos de diferentes puntos de la geografía española. Una cifra que superaba los 200 jugadores que conformaban equipos venidos desde Valladolid, Madrid, Santander y Reinosa, Zamora, Salamanca o Palencia. Doce equipos masculinos y tres femeninos completaban un cuadro en el que por primera vez se daba cita la categoría femenina. Una lista conformada por el Salvador, Crussanaiders de Madrid, C.R.V. Moreras, C.R. Arroyo, Berniers Rugby, Campoo R.C. de Reinosa, VRAC, Palos-La Candela Rugby, Pelayo’s Team, VII de La Cabra, Salamanca R.C. y Zamora R.C. mas El Salvador, el Independiente de Santander y la Universidad de Salamanca femeninos.

Un “torneo festivo” dónde cada año reina la camaradería y el buen humor y en el que el club organizador, el OUCRA Rugby Arroyo se esmeró en brindar la mejor acogida posible a todos los presentes.

En lo deportivo, el torneo avanzó sin incidentes, con equipos de diferentes niveles pero que permitían al espectador disfrutar de esta modalidad de rugby. En categoría masculina las semifinales deparaban un primer cruce entre el Salvador y el Rugby Arroyo donde el cuadro chamizo se imponía con solvencia al joven equipo local. En la otra, el Salamanca R.C. daba la sorpresa imponiéndose en un ajustado partido al VRAC.

Después de que en categoría femenina las chicas del Universidad de Salamanca se impusieran en su competición y las diferentes finales de las categorías Plata y Bronce masculinas, El Salvador se imponía al Salamanca R.C. en la gran final en un partido en el que fueron superiores. Un gran punto y final al torneo en el que la organización agasajó a todos los presentes con comida y cerveza y un excelente tercer tiempo en el que se procedió a la entrega de trofeos.

A parte de lo deportivo, y con carácter benéfico y bajo el lema «Ningún niño sin juguete», la organización se encargó de recoger juguetes que posteriormente fueron donados al Banco del Tiempo de Arroyo. Un gran éxito de colaboración en el que se alcanzó a llenar cuatro furgonetas cedidas para la ocasión. Una iniciativa solidaria que superó las expectativas de la organización que no hace más que reiterar su emocionado agradecimiento a todos los colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.